POLÍTICA MUNDIAL

La invasión rusa de Ucrania se estanca, por ahora



Por Geoff Mirelowitz

28 de marzo de 2022 – Frente a la feroz y efectiva resistencia de las fuerzas ucranianas, están apareciendo señales de que el ejército ruso puede estar ajustando los objetivos de su brutal invasión. “Rusia dice que su principal objetivo es Donbass, lo que sugiere ambiciones a menor escala en Ucrania”, informó Reuters el 25 de marzo.

La agencia noticiosa citó a Sergei Rudskoi, jefe del Directorio Principal del Alto Estado Mayor ruso, quien afirmó: “El potencial de combate de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ha reducido considerablemente, lo que… hace posible centrar nuestros esfuerzos centrales en lograr el objetivo principal, la liberación del Donbass”. El Donbass se refiere a las zonas orientales de Ucrania que fueron tomadas en parte por separatistas prorrusos en 2014.

Tanques rusos destruidos por las fuerzas armadas ucranianas cerca de Kyiv. (Foto: Irina Rybakova/Servicio de Prensa de las Fuerzas Terrestres de Ucrania)

No está claro si Rusia ha llegado a la conclusión de que sus objetivos militares iniciales eran demasiado ambiciosos o se está reagrupando en preparación para escalar la guerra aún más en algún momento futuro. Sin embargo, la evidencia disponible sugiere una explicación diferente para su elección que no sea una reducción en el “potencial de combate” de las fuerzas ucranianas.


AN´´ALISIS NOTICIOSO


“Un mes después de la guerra de Ucrania, una nación desafiante ha cambiado para siempre pero se está adaptando” fue el titular de un artículo del 24 de marzo en el Washington Post. “Un mes de guerra”, explicó, “ha centrado la atención del mundo en la inesperada ferocidad y poder de gente común que se ha unido para defender sus hogares y su nación”.

“Los agresores planeaban estar en la capital hace tres semanas”, dijo el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, a los periodistas el 23 de marzo. “Estar aquí porque es el corazón del país. Todo el mundo está sorprendido “, dijo.

El presidente ruso Vladimir Putin y sus generales pueden estar entre los más sorprendidos. Putin originalmente apuntó un convoy militar sustancial a la capital de Ucrania con el objetivo de capturarla y, de ser posible, instalar un régimen obediente que acepte su falsa afirmación de que no existe una nación ucraniana; que Ucrania no es más que una “creación” de Rusia. Lograr ese objetivo ha resultado imposible, por ahora.

Frustrado por la incapacidad de obtener una victoria militar rápida y decisiva, Putin intensificó un brutal ataque aéreo y de artillería contra Ucrania, un ataque intencionado a aterrorizar a la población civil. Esa ofensiva ha creado una enorme crisis humanitaria, pero no ha quebrado la voluntad del pueblo ucraniano a pesar de que uno de cada cuatro ucranianos se ha visto obligado a abandonar sus hogares.

Reuters informó el 27 de marzo que la oficina de derechos humanos de Naciones Unidas estimó que habían matado a 1.119 civiles y habían herido a 1.790 desde que Rusia comenzó su ataque contra Ucrania. El número de muertos y heridos real es probablemente más alto.

Un mes de guerra ha devastado a los ucranianos y los ha empoderado

Casi cuatro millones han huido del país en busca de seguridad. Pero otros se han quedado, decididos a luchar. Como reportó el Post, “Cuatro semanas de explosiones, incendios y muertes han devastado a los ucranianos y los han empoderado”.

Volodymyr Marusiak era un abogado que ahora dirige una unidad de 140 personas de las Fuerzas de Defensa Territorial de Ucrania que, según  Post, “está compuesta por voluntarios civiles. Médicos, obreros de la construcción, fundadores de empresas emergentes -hombres y mujeres- son ahora algunos de sus combatientes ”. El Post continuó: “videos que se han tornado virales muestran a agricultores en tractores remolcando equipo militar ruso abandonado a lo largo de caminos rurales. Incluso en lugares que ahora están bajo el control de las tropas rusas, como el puerto meridional de Kherson, los ucranianos han mirado fijamente a los soldados enemigos mientras coreaban consignas pro ucranianas durante protestas “.

Para el 25 de marzo, los medios de comunicación comenzaron a informar que el control del ejército ruso sobre Kherson, una ciudad de unos 280.000 habitantes en el Mar Negro, se debilita. Es una de las pocas ciudades de tamaño mediano tomadas por las tropas rusas. “Las fuerzas ucranianas han lanzado una contraofensiva en Kherson, la única ciudad importante del país tomada por las tropas rusas, y una vez más es ‘disputada’, dice un alto funcionario de defensa estadounidense”, según informó el Times of Israel.

También citando a funcionarios del Pentágono, el Washington Post informó: “Las fuerzas ucranianas también han rechazado los avances rusos en otras partes de Ucrania. El Pentágono dijo el viernes que Ucrania ha hecho un progreso ‘incremental’ contra Rusia fuera de la ciudad norteña de Chernihiv, y otras ofensivas estaban en marcha en los suburbios occidentales de Kyiv, la capital ”.

Mapa de Ucrania que representa las posiciones de las fuerzas rusas invasoras y los recientes contraataques del ejército ucraniano después de un mes de guerra. (Fuente: Instituto para el Estudio de la Guerra)

El mismo artículo, que informa sobre el posible cambio en la estrategia militar rusa, dijo: “Es ‘difícil decir’ si se trata de un cambio completo en la estrategia, dijo el alto funcionario de defensa. Añadió que las tropas rusas, estancadas afueras de Kyiv durante semanas, han comenzado a establecer posiciones defensivas en lugar de priorizar un avance”.

El establecimiento de posiciones defensivas, por supuesto, no es lo mismo que una retirada de las fuerzas rusas. Al evaluar toda esta información, parece prudente recordar que la guerra comenzó hace poco más de un mes. Sin embargo, la determinación de la resistencia ucraniana ahora parece un hecho bienestablecido, que Putin y sus generales deben tener en cuenta incluso si no están dispuestos a admitirlo.

‘Es un mierdero’ dicen los soldados rusos

Tampoco pueden ignorar los signos iniciales de baja moral entre los soldados rusos cuando son lanzados a una guerra que está resultando ser más difícil de lo que se les dijo que esperaban. El 23 de marzo, el Daily Beast reportó sobre la información proporcionada por el Servicio de Seguridad de Ucrania, que afirma que tiene una grabación de tropas rusas discutiendo su falta de progreso:

“Básicamente, es un mierdero aquí, lo diré de esa manera”, se puede escuchar a un soldado no identificado en la cercanías de Mykolaiv en el sur de Ucrania diciéndole a un colega en una grabación publicada por el Servicio de Seguridad de Ucrania al final del martes. 22 de marzo

Después de decirle a su amigo que las fuerzas ucranianas “hicieron pedazos” una columna de fuerzas rusas enviadas junto con su propia unidad, describió un completo desorden entre los militares rusos, con el 50 por ciento de la unidad sufriendo de congelación en sus pies.

“Pero no planean tratarlos en el hospital [de campo]”, dijo.

En el cuarto día de su despliegue, dijo, el general al mando de la unidad, el teniente general Yakov Rezantsev, les dijo que se acabaría rápidamente.

“¿Sabes lo que nos dijo?” ´No es ningún secreto para nadie que solo quedan unas pocas horas hasta que esta operación especial termine’. Y ahora esas horas todavía siguen pasando”. [El ejército ruso se refiere a su invasión como una “operación especial” en lugar de una guerra.]

Publicado por Daily Beast  23 de marzo de 2022, artículo de Allison Quinn

No existe una verificación independiente de este informe. Tampoco hay estimaciones verificadas independientemente de las bajas militares rusas.

Según el coronel en jefe Sergei Rudskoy, primer jefe suplente del Estado Mayor del Ministerio de Defensa ruso, más de 1.300 soldados rusos han muerto durante la invasión de Moscú a Ucrania desde que comenzó el 24 de febrero y casi 4.000 han resultado heridos. El gobierno ucraniano, por otro lado, afirma que el número de muertos del enemigo es de hasta 16.000 soldados rusos, según un informe del 25 de marzo en  US News.

Lo que se puede verificar es que el plan de Putin para una victoria rápida y decisiva ha fracasado. Mientras tanto, la moral del lado ucraniano parece ser alta a pesar de las muertes y la destrucción.

El Post entrevistó a Ian Panitov, de 19 años, que nació en Rusia pero se mudó a Ucrania a los 5 años. “Estoy seguro de que Kyiv no será ocupado”, declaró. “Tenemos muchas armas en la ciudad, mucha Defensa Territorial, mucho ejército, mucha gente que hace cócteles molotov. Y todo el mundo está dispuesto a estrangular a los invasores con sus manos si no tienen armas ”.


Deja un comentario