Categoría: Política en Estados Unidos

Financiando la ‘gran mentira’ de una ‘elección robada’ (II)

Continúan las audiencias del Congreso sobre el ataque por una turba derechista al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero del 2021. El debate público que estas audiencias han provocado deja un hecho en claro: el número de funcionarios republicanos, tanto electos como nominados para las próximas elecciones intermedias, que aceptan la extravagante mentira de la “elección robada” del 2020 ha crecido en los últimos 18 meses. Tan recientemente como el mes pasado, el Partido Republicano de Texas, el segundo estado más grande, declaró en su convención que el presidente Joe Biden “no fue legítimamente electo”. Funcionarios republicanos en todo el país se hacen eco de esta falsedad. Una semana después del ataque al Capitolio, World-Outlook (la revista gemela en inglés de Panorama-Mundial) señaló en su artículo inaugural que “una minoría no insignificante de las clases privilegiadas” respaldó la gran mentira de Trump destinada a subvertir el voto popular e instalar un régimen antidemocrático. Unas semanas más tarde documentamos el alcance del apoyo financiero que varias familias gobernantes ricas aportaron para realizar ese fatídico asalto, en un artículo que publicamos a continuación, por la primera ves en español, en dos partes. La segunda parte aparece a continuación.

Financiando la ‘gran mentira’ de una ‘elección robada’ (I)

Continúan las audiencias del Congreso sobre el ataque por una turba derechista al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero del 2021. El debate público que estas audiencias han provocado deja un hecho en claro: el número de funcionarios republicanos, tanto electos como nominados para las próximas elecciones intermedias, que aceptan la extravagante mentira de la “elección robada” del 2020 ha crecido en los últimos 18 meses. Tan recientemente como el mes pasado, el Partido Republicano de Texas, el segundo estado más grande, declaró en su convención que el presidente Joe Biden “no fue legítimamente electo”. Funcionarios republicanos en todo el país se hacen eco de esta falsedad. Una semana después del ataque al Capitolio, World-Outlook (la revista gemela en inglés de Panorama-Mundial) señaló en su artículo inaugural que “una minoría no insignificante de las clases privilegiadas” respaldó la gran mentira de Trump destinada a subvertir el voto popular e instalar un régimen antidemocrático. Unas semanas más tarde documentamos el alcance del apoyo financiero que varias familias gobernantes ricas aportaron para realizar ese fatídico asalto, en un artículo que publicamos a continuación, por la primera ves en español, en dos partes. La primera parte aparece a continuación.

¿Qué es lo que el asalto del 6 de enero de 2021 al Congreso de Estados Unidos pone en evidencia? (II)

Han transcurrido en los últimos días las audiencias públicas sobre el ataque de la turba ultraderechista que asaltó al Congreso de Estados Unidos el 6 de enero del 2021. Los hechos presentados nos ayudan a recordar cómo Donald Trump se esforzó por anular los resultados de las elecciones presidenciales del 2020, algo que rebasó con creces las normas que durante tanto tiempo han regido en la política burguesa de Estados Unidos. Por esa razón publicamos nuevamente el artículo inaugural de World-Outlook, que apareció ese fatídico enero y que describe lo que esos eventos pusieron en juego para el pueblo trabajador. Ahora que existe Panorama-Mundial, podemos también publicar la versión en español por la primera vez. A pesar de todo lo transcurrido desde entonces, el análisis presentado en este artículo resiste en gran medida la prueba del tiempo. Lo más importante para el pueblo trabajador es lo que ocurrió el año 2020 después de las elecciones. Hay que empezar por reconocer el hecho de la “gran mentira” y los extremos a los cuales los que la promueven estaban dispuestos a llegar para “revertirla”. Esta es la segunda de dos partes.

¿Qué es lo que el asalto del 6 de enero de 2021 al Congreso de Estados Unidos pone en evidencia? (I)

Han transcurrido en los últimos días las audiencias públicas sobre el ataque de la turba ultraderechista que asaltó al Congreso de Estados Unidos el 6 de enero del 2021. Los hechos presentados nos ayudan a recordar cómo Donald Trump se esforzó por anular los resultados de las elecciones presidenciales del 2020, algo que rebasó con creces las normas que durante tanto tiempo han regido en la política burguesa de Estados Unidos. Por esa razón publicamos nuevamente el artículo inaugural de World-Outlook, que apareció ese fatídico enero y que describe lo que esos eventos pusieron en juego para el pueblo trabajador. Ahora que existe Panorama-Mundial, podemos también publicar la versión en español por la primera vez. A pesar de todo lo transcurrido desde entonces, el análisis presentado en este artículo resiste en gran medida la prueba del tiempo. Lo más importante para el pueblo trabajador es lo que ocurrió el año 2020 después de las elecciones. Hay que empezar por reconocer el hecho de la “gran mentira” y los extremos a los cuales los que la promueven estaban dispuestos a llegar para “revertirla”.