Categoría: POLÍTICA MUNDIAL

Thomas Sankara: ‘La libertad debe ser conquistada’ (II)

El 11 de octubre se inició un juicio en Uagadugú, capital de Burkina Faso, de 14 hombres acusados de planear el asesinato de Thomas Sankara hace 34 años. Sankara, que entonces tenía 37 años, fue presidente de Burkina Faso y líder de su gobierno revolucionario popular de 1983 a 1987. Este es la segunda de dos partes del discurso de Sankara en la ONU en 1984. Bajo el liderazgo de Sankara, el gobierno revolucionario de Burkina Faso en África Occidental movilizó a campesinos, trabajadores, artesanos, mujeres y jóvenes para llevar a cabo campañas de alfabetización e inmunización; para excavar pozos de agua, plantar árboles, construir presas, erigir viviendas; para combatir la opresión de la mujer y transformar las relaciones de explotación en el campo; para liberarse del yugo imperialista y solidarizarse con otros que estuvieran comprometidos a realizar esa lucha internacionalmente.

Thomas Sankara: ‘La libertad debe ser conquistada’ (I)

El 11 de octubre se inició un juicio en Uagadugú, capital de Burkina Faso, de 14 hombres acusados de planear el asesinato de Thomas Sankara hace 34 años. Sankara, que entonces tenía 37 años, fue presidente de Burkina Faso y líder de su gobierno revolucionario popular de 1983 a 1987. Este es la primera parte del discurso de Sankara en la ONU en 1984. Bajo el liderazgo de Sankara, el gobierno revolucionario de Burkina Faso en África Occidental movilizó a campesinos, trabajadores, artesanos, mujeres y jóvenes para llevar a cabo campañas de alfabetización e inmunización; para excavar pozos de agua, plantar árboles, construir presas, erigir viviendas; para combatir la opresión de la mujer y transformar las relaciones de explotación en el campo; para liberarse del yugo imperialista y solidarizarse con otros que estuvieran comprometidos a realizar esa lucha internacionalmente.

Afganistán: La seña más reciente de la decadencia del imperialismo estadounidense (I)

31 de agosto del 2021 — La retirada caótica de las tropas estadounidenses y fuerzas aliadas de Afganistán, con consecuencias mortales para muchos afganos y algunas tropas estadounidenses, es otro indicio del declive del imperialismo estadounidense. Si bien Washington sigue siendo la principal potencia militar del mundo, su dominio y su influencia están en disminución.