Movimiento Obrero / Sindicatos

Segundo round del ALU: ‘participa en el movimiento. ¡Vota si en el LDJ5!’



Por Mark Satinoff y Barbara Mutnick

STATEN ISLAND, New York — “Participa en algo verdaderamente estupendo”, dijo la tesorera del Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU por sigla en inglés), Maddie Wesley. “Participa en un movimiento,” agregó, instando a sus 1,600 compañeros de trabajo a que votaran a favor del ALU en las elecciones de representación sindical que se realizaron del 25 al 29 de abril aquí en LDJ5, las instalaciones de clasificación de mercancías de Amazon. “!Esto es solo el principio. Este es un llamado a que te unas a tus hermanos y compañeras… del JFK8 y que te integres al Local #1 del ALU!”.

Hablando ante un animado mitin preelectoral aquí el pasado domingo 24 de abril, Wesley se refería al gigantesco centro de procesamiento de órdenes que emplea a 8,000 personas, donde el ALU asestó una trascendental victoria el primero de abril. [1]

La Victoria del ALU, un sindicato independiente dirigido por los obreros, ha inspirado a muchos en el movimiento sindical entre otros. El ambiente durante este domingo por la tarde aquí era eléctrico. El presidente del ALU Chris Smalls moderó el mitin de unas 300 personas que se juntaron para instar un voto de “si” el día anterior a que las elecciones comenzaran. Cuatro obreros de LDJ5 se dirigieron a los reunidos y expresaron un optimismo cauteloso sobre las posibilidades del ALU de sindicalizar una segunda instalación de Amazon.

Cuatro obreros de Amazon en la instalación de clasificación de mercancías LDJ5 en Staten Island, Nueva York, dirigiéndose al mitin del Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU) el 24 de abril. Desde la izquierda: tesorera del ALU Maddie Wesley, Michael Aguilar, director de alcance comunitario Julian “Mitch” Mitchell-Israel, y Mark Saber. (Foto: Mark Satinoff / Panorama-Mundial)

“Te tengo malas noticias, Jeff Bezos”, dijo Julian “Mitch” Michell-Israel, el director de alcance comunitario del ALU que trabaja en el LDJ5, refiriéndose al director ejecutivo de Amazon. “Los obreros se juntaron, okuparon en casa de campaña desde hace rato, y ni te diste pinche cuenta, compa, nos tomamos todo el edificio, y estamos a punto de tomarnos el segundo”.

Mitchell-Israel se refería a un pasaje de la novela de John Steinbeck Las uvas de la ira. El organizador de 22 años explicó que estaba leyendo el libro cuando comenzó a trabajar en el LDJ5. Dirigiéndose a los poderosos, “quienes odian el cambio y temen a las revoluciones”, Steinbeck escribió que el verdadero peligro para los adinerados no se plantea cuando ya hay un movimiento en su contra, sino antes, cuando dos personas erigen juntos casas de campaña en un campo después de perder sus casas y se dan cuenta que tienen algo en común. “Debes mantener a esos hombres okupadores separados; hazlos odiar, mételes miedo, hazlos sospechar uno del otro”, aconsejaba Steinbeck a los ricos. 

Muchos líderes sindicales y algunos funcionarios electos—aliados nuevos y viejos—se unieron a los miembros del ALU en la tarima para prometer su apoyo. Eso incluía la presidenta de la Asociación de Asistentes de Vuelo (AFA por su sigla en inglés); Sara Nelson, el presidente del Sindicato Norteamericano de Trabajadores del Servicio Postal (APWU por su sigla en inglés), Mark Dimondstein; y Randi Wingarten, presidente de la Federación Norteamericana de Maestros (AFT por su sigla en inglés). Kshama Sawant, un miembro socialista del Consejo Municipal de Seattle, quien anunció durante su discurso un donativo de $20,000 para el ALU. El senador de EE.UU Bernie Sanders y la congresista Alexandria Ocasio-Cortez habían hablado más temprano esa mañana, pues no podían participar en el mitin por la tarde por un problema con su horario.

Charles Jenkins, el presidente del capítulo de la ciudad de Nueva York de la Coalición de Sindicalistas Negros (CBTU), y Jean-Homére Lauture, representando al local #100 del sindicato UniteHere!, estaban entro los oradores cuyos sindicatos han brindado apoyo y recursos consistentemente al ALU.

Muchos sindicalistas asistieron al mitin, portando pancartas, luciendo chamarras o gorros sindicales, escuchando atentamente, y embebiéndose de la nueva energía para el sindicalismo que radiaba de los oradores y miembros del ALU. Miembros de base de los sindicatos estaban presentes, viniendo de varios locales del Sindicato de Camioneros Teamsters, del Sindicato Internacional de Trabajadores de la Alimentación y el Comercio (UFCW), del Sindicato de Obreros del Transporte (TWU), del sindicato UniteHere!, de la Alianza Internacional de Empleados del Escenario Teátrico (IATSE), del Sindicato de los Trabajadores Norteamericanos de la Comunicación (CWA), de la Unión Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), de la CBTU, de la Coalición de Mujeres Sindicalistas (CLUW), miembros de la AFA, y otros más.

Muchos sindicalistas asistieron al mitin preelectoral del 24 de abril luciendo pancartas, vistiendo chamarras y gorros sindicales, escuchando atentamente y absorbiendo la nueva energía del movimiento sindical que radiaba de los miembros y oradores del ALU. (Foto: Barbara Mutnick / Panorama-Mundial)

Poderoso testimonio de cuatro obreros del LDJ5

Amazon reaccionó a la victoria del ALU en JFK8 intensificando los esfuerzos de su campaña antisindical en el edificio más pequeño. Después del 1 de abril, la compañía inundó LDJ5 con “asesores” antisindicales provenientes de otros estados. En total, Amazon gastó $4.3 millones financiando a estos asesores antisindicalistas el año pasado.

Wesley se convirtió en un blanco especial de esta gigantesca corporación minorista. “Maddie fue acusado de tener un carro nuevo que Chris [Smalls] le había comprado usando fondos del sindicato”, dijo Michael Aguilar, uno de los compañeros de trabajo de Wesley que habló ante el mitin, durante una entrevista. “La compañía también difundió el rumor de que Maddie era responsable de la muerte de un compañero de trabajo de 19 años que se suicidó este mes poco después de que Amazon lo despidiera”.

Durante su presentación en el mitin, Wesley explicó que en contraste con los agotadores turnos de 10 a 12 horas que hay en JFK8, “en LDJ5, 80% del edificio trabaja a medio tiempo y solamente el 20% trabaja a tiempo completo. Eso no es lo que los trabajadores quieren, ni es lo que necesitan. Es lo que Amazon a calculado es lo más eficiente a expensas de los trabajadores, quienes no puede vivir trabajando medio tiempo y quieren tener tiempo a tiempo completo”.

Mitchell-Israel inició sus comentarios con una mención burlona de los empleados que Amazon contrató como parte de esta campaña antisindical, identificándoles por su nombre. “Les pagan $400 la hora para que nos digan que votemos en contra, para decirnos que no deberíamos de protestar por recibir $18.25 la hora,” dijo, refiriéndose al salario inicial en LDJ5. “Quiero que sepan que no tenemos miedo. Las condiciones de trabajo brutales en JFK8 han sido muy bien documentadas… todos los relatos horrorizantes que han escuchado hoy día, reflejan la realidad en nuestro edificio también. Son la realidad en todos los edificios de Amazon por todo el país”.

El director de alcance comunitario del ALU estimó que la actual proporción de los contratados para implementar la campaña antisindical en relación con el número de empleados en LDJ5 es de 1 por cada 20 empleados. El dijo que la compañía ha asignado a 2 gerentes a seguirlo por todo el centro de clasificación de mercancías durante sus turnos de trabajo en los últimos días “para asegurarse que yo no estoy hablando con nadie sobre el sindicato”.

El ambiente durante el mitin del 24 de abril en las afueras del centro de clasificación de mercancías en Staten Island, donde se realizó una elección de representación sindical del 25 al 29 de abril, fue electrizante. (Foto: Mark Satinoff / Panorama-Mundial).

Aguilar, junto con Mark Saber, otro empleado de LDJ5, describieron durante sendas contribuciones ante el mitin, el impacto que estos organizadores con mayor experiencia han tenido sobre los trabajadores que son más nuevos en el sindicato, a pesar de las campañas de desprestigio y las tácticas para asustarlos que realiza Amazon.

Aguilar, quien comenzó a trabajar en JFK8 en 2019 cuando tenía 19 años, ahora trabaja en LDJ5. Describió los sentimientos de aislamiento en el trabajo y la dificultad que tenía manteniendo las exigentes cuotas de producción durante sus primeros tiempos en Amazon.

“Hace algunos meses”, dijo Aguilar, se encontró con Wesley y con Mitchell-Israel. “Mitch estaba organizando directamente enfrente de mi, y le estaba preguntando a los obreros lo que sabían sobre el sindicato, pidiéndoles que firmaran la tarjeta de autorización electoral. Me invitó a observar un video sobre los sindicatos en su carro. Estaba tan sorprendido de darme cuenta que la gente esta luchando por cosas… Odiaba el hecho que tuve que ver a tantos amigos y familiares despedidos. Y pude ver que el ALU estaba luchando por estabilidad laboral, salarios más altos, y yo me dije, sabes qué, chinga su madre, y me uní”.

Aguilar reportó orgullosamente que él había convencido a 10 obreros a firmar las tarjetas de autorización de representación sindical.

“Me uní al sindicato hace un par de meses después de haber estado trabajando en el almacén por casi un año”, dijo Saber al mitin. “Durante el año pasado, yo noté mucho favoritismo y me frustré cada vez más cuando veía a gente que trabajaba arduamente sufríendo cuando Amazon tomaba decisiones que priorizaban a las ganancias por encima de los empleados. Cuando yo vi a Maddie y a Mitch y a otros compañeros de trabajo distribuyendo las tarjetas de autorización, caí en la cuenta que necesitamos un sindicato para convertir este empleo en algo que valga la pena mantener”, afirmó.

“Nos merecemos algo mejor por el trabajo que hacemos”, continuó Saber.

“Cargamos cajas de 50 libras todos los días, recibiendo descansos de 15 minutos solamente, 5 de esos minutos tenemos usarlos caminando de ida y venida a las salas de descanso. Los favoritos de la gerencia pueden haraganear mientras el resto de nosotros nos dañamos las espaldas escaneando y mareándonos mientras emplasticamos las paletas”, explicó el joven trabajador.

“Necesitamos un sindicato para que podamos luchar por nosotros mismos y por nuestros compañeros de trabajo”, dijo. “Necesitamos el sindicato para que nuestras voces se escuchen y para que se sepan nuestros problemas”.

Contrarrestando la propaganda a raiz del voto en JFK8

Debido a el voto en JFK8 tomó lugar primero, el ALU tomó la decisión estratégica de alinear sus fuerzas en ambas instalaciones sobre ese almacén. Los miembros del ALU en LDJ5 se dedicaron a la lucha en JFK8. Esto significó una debilitación de la presencia sindical en LDJ5, algo que Amazon aprovechó.

“La semana pasada, Amazon paró la producción por una hora y juntó a todos los trabajadores para que escucharan al vicepresidente de Recurso Humanos”, reportó Aguilar. “Ella le dijo a los obreros que si el sindicato era elegido, ellos iban a perder su voz a una tercera parte”. La compañía forzó al ALU a bajar su pancarta después de que el sindicato la había izado en el comedor, y también a intentado confiscar materiales del ALU.

“Después de que el JFK8 ganó sus elecciones y regresamos al edificio, nos encontramos con mucha gente que estaba creyendo la retorica antisindical y que no querían unirse al sindicato”, continuó Aguilar. “Durante la semana pasada hemos estado conversando con la gente, respondiendo preguntas, y contrarrestando a las mentiras. Ellos pueden ver que somos trabajadores como ellos”, enfatizó.

“ALU ha tenido éxito invirtiendo las cosas”, dijo Aguilar. “Esta semana ha sido verdaderamente buena. La gente está expresando más apoyo por el sindicato de lo que han estado en el pasado mes. Y ahora me siendo un poquito optimista”.

Wesley describió la atmosfera en LDJ5 como una “montaña rusa”.

“Cuando ganamos en JFK8 pensamos que iba a ser una victoria fácil en LDJ5, pero rápidamente nos dimos cuenta de que Amazon estaba muy enojada por el hecho que ganamos JFK8,” dijo. “Todos los recursos que ellos invirtieron en la campana antisindical en una instalación de 8,000 personas, los dedicaron a nuestro pequeño centro de clasificación de 1,600 personas. Se puso difícil alli por un rato. Nos tomamos mucho tiempo libre sin organizar LDJ5 para poder enfocarnos en JFK8, y, mientras tanto, Amazon movilizó una cantidad de trabajadores que se oponen al sindicato. Tuvimos que luchar para regresar al punto donde habíamos estado antes. Los obreros de Amazon, la gente de mi equipo, realmente dieron un paso al frente. No se desanimaron a pesar de que la cosa se veía bastante desalentadoras por un rato, y ahora estamos en un punto en que pensamos que estamos entrando en esto con buenas posibilidades de lograr una victoria”.

El ALU tiene un comité de 25 personas en el LDJ5. Aunque se coordina con el comité más establecido de 25 obreros en JFK8, es distinto.

Antes de que comenzara el mitin, la secretaria del ALU, Karen Ponce, quien trabaja en el JFK8, dijo en una entrevista que se sentía “bastante confiada” en relación a las elecciones en LDJ5. “Ha visto un nivel diferente de apoyo en esta ronda”, señaló. “Yo sé que lograron alcanzar a cada trabajador con la campaña de llamadas telefónicas, lo cual es diferente de JFK8”. El ALU ha recibido mucho apoyo de grupos comunitarios y políticos, quienes han enviado voluntarios para ayudar a cubrir mesas de propaganda, distribuir volantes y conversar con trabajadores, dijo ella, algo que realmente no vimos en JFK8”.

La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB por su sigla en inglés) anunció que los votos en el LDJ5 van a ser contados en sus oficinas en Brooklyn este 2 de mayo.

Y luego sigue el DYY6

Mat Cusick trabaja en DYY6, donde comenzó a trabajar hace 6 meses. Uno de los cuatro edificios en el complejo de Amazon en Staten Island, DYY6 es una estación del servicio de entrega con 600 trabajadores, donde los paquetes son cargados en furgonetas. En su primer día en el trabajo, se bajo del autobús, fue directamente a la tienda de campaña del ALU, firmó la tarjeta sindical y preguntó, “¿cómo comienzo?”

Mat Cusick, partidario del ALU, trabaja en DYY6 (izquierda). Volantes de varios idiomas promoviendo al sindicato en una parada del autobús cerca de la estación de DYY6. (Fotos: Mark Satinoff [izquierda] / ALU [derecha]).

Cusick explicó que la estrategia original del ALU era organizar todos los cuatro edificios simultáneamente. Pronto se comprobó que alcanzar el umbral del 30% de las firmas requeridas de aquellos que estén trabajando en Amazon para la fecha en que hay que presentarlas al NLRB para poder cumplir con el requisito de una elección, es difícil. Eso se debe a que la tasa anual de empleados reemplazados es del 150% y a que la compañía reporta cifras exageradas de empleados. “Entonces tuvimos que reducir nuestro enfoque a cada almacén, uno a la vez”, dijo.

Cusick describió la intensa ofensiva de propaganda de Amazon. “Están los que hacen campaña antisindical caminando por el edificio y teniendo conversaciones individuales, las reuniones de “audiencia cautiva”, las pantallas de televisor por todo el edificio, los afiches y volantes por todas partes”, describió. “Hay tablones de anuncios en los baños, enfrente de los orinales, y en el interior de los retretes. Envían correos electrónicos y mensajes de texto”. De acuerdo con un memorándum filtrado a la prensa que fue obtenido por The Intercept , Amazon a prohibido el uso de palabras como “sindicato”, “aumento salarial”, “baño”, y “plantación” en un app planificado de mensajes internos”.

En cuanto terminen las elecciones en LDJ5, Cusick dijo que está ansioso por iniciar la organización en DYY6. “Ya conozco a dos compañeros de trabajo que están interesados en organizar el DYY6”, señaló. “Pienso que cada elección será más fácil que la anterior. Después de dos victorias, será más fácil explicar lo que es el sindicato y convencer a la gente. Podemos decir, ‘ahora es tu turno para hacer lo que tus compañeros ya han hecho en los otros edificios y lograr unirnos en un solo local [sindical]’. “Estoy entusiasmado por eso”.

La lucha por la certificación de JFK8 ha comenzado

Mientras tanto, Amazon ya presentó 25 protestas con el NLRB con la intención de anular la victoria del ALU en JFK8, y ha atizado sus esfuerzos antisindicalistas en el centro de distribución.[2]

Ponce y Pasquale Cioffi, otro trabajador en el JFK8, dijero que la patronal ha citado a los empleados en la oficina, les ha ordenado que se sienten con un abogado de Amazon, y los ha presionado a firmar declaraciones juradas en contra del sindicato.

“No vamos a esperar por la certificación [del NLRB] para comenzar a actuar como un sindicato”, dijo Ponce. “Hemos comenzado a acompañar a los trabajadores a Recursos Humanos si son amenazados con recibir una advertencia por escrito. En una ocasión un supervisor estaba tratando de hablarme, y yo le dije que no hablaría con él a menos que [el organizador de ALU] Brett Daniels estuviera presente. Eso me salvo previniendo que me dieran una advertencia por escrito, aunque me dieron una advertencia verbal”. El ALU está en proceso de aceptar nominaciones para delegados sindicales. “Pues estamos avanzando. Mientras ellos aplican esta táctica de demora, nosotros seguimos adelante. Yo le digo a todo mundo que solo es cuestión de tiempo”.

Angelika “Angie” Maldonado es la presidenta de los comités obreros en JFK8. “Después de las elecciones en LDJ5 vamos a regresar a JFK8 a pleno pulmón nuevamente para informarle a la gente cuales son sus derechos, sobre lo que se merecen”, explicó durante una entrevista. “Estamos contentos de que votaste a favor, pero no nos importa si votaste en contra, aún así estamos representando a todo mundo. Apreciamos todo el apoyo de todos los otros sindicatos y de todos los voluntarios que han ayudado a nuestros compañeros de trabajo. A nivel personal, es abrumador el comprender que estamos ayudando a todo el país, a todo el mundo”.

Otros organizadores del ALU están enfrentándose a Amazon dentro de JFK8. “Yo y el [vicepresidente de organización] Derrick Palmer salvamos a un compañero de trabajo que iba a ser corrido hoy y le ayudamos a otro a presentar una apelación para anular su despido injustificado”, publicó Michelle Valentin Nieves este 27 de abril en un tweet, quien acaba de ser reclutada al sindicato. ¡¡“Ey Amazon, reconoce al ALU”!!

Un despido ilegal y otra victoria

Días antes del mitin del 24 de abril, un juez de derecho administrativo en Staten Island decidió que Amazon debe volver a emplear y a pagar el salario perdido de Gerald Bryson debido a que la compañía lo despidió “ilegalmente” hace dos años. Bryson estaba en el grupo de obreros que organizó JFK8 en marzo de 2020 a razón de problemas de seguridad durante lo peor de la pandemia del Covid-19. “El que yo regrese a caminar por esas puertas cambia todo para mi”, declaró Bryson al New York Times. “Demostrará que Amazon puede ser derrotado. Ilustrará que tienes que luchar por lo crees”.

Amazon afirmaba que Bryson fue despedido por haber usado “lenguaje hostigante, abusivo y vulgar” en contra de otro trabajador. El NLRB decidió que en realidad había sido despedido en represalia por haber protestado las condiciones de seguridad. En su fallo, el juez Desmond Green se declaró a favor del NLRB. La decisión exige que Amazon tenga que publicar anuncios dentro del almacén afirmando el derecho de los obreros a formar un sindicato y públicamente admitir las compensaciones que está obligado a tomar. Amazon anunció que va a apelar.

El ALU anunció también que está planificando una conferencia telefónica de cuatro horas a mediados de junio para obreros de Amazon que quieran sindicalizar sus lugares de trabajo. Los detalles no han sido concretizado todavía, según Wesley, “ pero básicamente es sobre la manera en que obreros de Amazon pueden constituir capítulos del ALU por su cuenta. Una vez que llegan a ciertos umbrales en términos de tarjetas firmadas, el ALU comenzará a enviarles recursos. Estamos trabajando para crear el proceso constitutivo ahora mismo. Durante la llamada nacional vamos a entrenar a organizadores sobre como iniciar capítulos que pueda crear por su cuenta”.

Manténgase en sintonía.


NOTAS

[1] Para informarse mejor, vea “¡Los trabajadores ya hablaron! El sindicato de los obreros de Amazon se apuntan una gran victoria en Nueva York”, y el cuaderno de apuntes de reportero ‘Cuando nos unimos, ganamos’,  ambos fueron publicados por Panorama-Mundial el primero de abril y el 8 de abril de 2022, respectivamente.

[2] Para informarse mejor, lea “¡Ayuda a divulgar el mitin del Sindicato de Trabajadores de Amazon el 24 de abril! ALU: ‘¡Vota Sí en el LDJ5!’”, que fue publicado por Panorama-Mundial el 13 de abril de 2022.



Deja un comentario